La ayuda que necesitas

Estar bien asentado/as es fundamental para que las tormentas de las emociones no nos tiren por el suelo cuando nos zarandeen.

Aquí os dejo uno de los ejercicios de mi libro Fluir con la vida que sirve para adquirir asentamiento,  fuerza, seguridad, capacidad de equilibrio y auto confianza.

Ejercicio Echando raíces:

Durante diez minutos al día párate, busca un espacio tranquilo, quédate de pie, aunque relajado, cierra los ojos y respira profunda y tranquilamente por las fosas nasales, durante un par de minutos, sintiendo que al soltar el aire salen de ti todas tus preocupaciones y tensiones. Pon tu atención en la planta de tus pies, siente que están bien apoyados en el suelo, todo tu peso recae sobre ellos, imagina que desde tus plantas te crecen unas raíces grandes y profundas, como un árbol te sientes arraigado/a en la tierra, imagina que el aire que respiras es de color rojo y entra por estas raíces, va subiendo desde la planta de tus pies hasta tus genitales, limítate a respirar por esta zona sintiendo que todo el rojo procedente de la tierra sube por tus raíces, por tus pies, por tus piernas, hasta su sexo; te nutre y obtienes de este alimento la capacidad de sostenerte por ti mismo/a, el rojo se dilata en esta zona, luego cuando sueltes el aire deja que el rojo salga de nuevo por tus pies, lo devuelves a la tierra.

Observa todas tus sensaciones, permítelas, no fuerces nada y trata de hacerlo con placer.

Cuando termines respira varias veces profundamente, vuelve a sentir tu cuerpo con normalidad, las raíces han desaparecido, todo el rojo ha salido de tu cuerpo. Ahora ve moviéndote despacio y abriendo los ojos, poco a poco. Anota todo lo que hayas observado.

Espero que os sea útil.

 

 

 

Anuncios

Recupera tu fuerza y confianza

Aquí te dejo uno de los ejercicios que propongo en mi libro Fluir con la vida, para aumentar tu equilibrio, tu seguridad, y recuperar tu fuerza y confianza.

Echando raíces.

Durante diez minutos al día párate. Busca un espacio tranquilo, quédate de pie, aunque relajado. Cierra los ojos y respira en profundidad  y con tranquilidad por las fosas nasales, durante un par de minutos, sintiendo que al soltar el aire salen de ti todas tus preocupaciones y tensiones. Pon tu atención en la planta de tus pies. Siente que están bien apoyados en el suelo, todo tu peso recae sobre ellos. Imagina que desde tus plantas te crecen unas raíces grandes y profundas. Como un árbol te sientes arraigado/a en la tierra. Imagina que el aire que respiras es de color rojo y entra por estas raíces, va subiendo desde la planta de tus pies hasta tus genitales. Limítate a respirar por esta zona sintiendo que todo el rojo procedente de la tierra sube por tus raíces, por tus pies, por tus piernas, hasta su sexo; te nutre y obtienes de este alimento la capacidad de sostenerte por ti mismo/a. El rojo se dilata en esta zona. Luego cuando sueltes el aire deja que el rojo salga de nuevo por tus pies, lo devuelves a la tierra.

Observa todas tus sensaciones, permítelas, no fuerces nada y trata de hacerlo con placer.

Cuando termines respira varias veces. Vuelve a sentir tu cuerpo con normalidad. Las raíces han desaparecido y todo el rojo ha salido de tu cuerpo. Ahora ve moviéndote despacio y abriendo los ojos, poco a poco. Anota todo lo que hayas observado.

Si practicas este ejercicio con frecuencia te aportará fuerza, estabilidad y asentamiento.  Te dará seguridad, capacidad de equilibrio, y autoconfianza, la sensación de que eres capaz de sostenerte en tus propios pies, por ti mismo/a y, por tanto, necesitarás apoyarte menos en los demás.

Fluir con la vida está disponible en el siguiente enlace: https://www.amazon.es/FLUIR-CON-VIDA-Gestionar-Emociones-ebook/dp/B016J9WVFW

Si lo descargas no olvides dejar tu opinión en la página de Amazon.

Reseña de Fluir con la vida en Qué Leo

Dejo los enlaces para todos aquellos interesados en leer la reseña del libro Fluir con la vida, que ha publicado en estos días la web de Qué Leo, y también  la de su página de Facebook:
https://www.facebook.com/queleohoy

Fluir con la vida

 

 

El libro que te ayuda a ser más feliz

Nuestro camino, el que recorremos a lo largo de este libro, al igual que el del héroe, es el camino del sentimiento. Cada una de las emociones que nos vamos a encontrar son en sí mismas un pequeño viaje y una pequeña muerte. En realidad este proceso de muerte y renacimiento se repetirá en un ciclo infinito, la noche oscura  surgirá  miles  de veces  y  siempre  dará  paso  a  un  nuevo amanecer, cada uno de ellos más profundo, más cierto, abarcando más consciencia.

Para leer Fluir con la vida, el libro que te ayuda a ser más feliz, puedes entrar en: https://www.amazon.es/FLUIR-CON-VIDA-Gestionar-Emociones-ebook/dp/B016J9WVFW

Compra en un clic por solo 2,99 €,

 

CLAVES PARA SUPERAR LA ANSIEDAD

Hoy en día muchas personas sufren  estrés y ansiedad.

El primer paso para superarla es conocer qué es la ansiedad, y el segundo qué situación la está provocando.

Podemos definir la ansiedad como un estado generalizado de miedo. Y aunque el miedo nos avisa y protege de algún peligro, en este caso la realidad que tememos no es peligrosa. El peligro solo está en nuestra mente que imagina o fantasea lo peor.

Siempre que la ansiedad aparece está además manifestando una valoración de incapacidad, un juicio negativo de nosotros mismos.

Una vez que conoces qué es la ansiedad tienes que identificar la tuya. ¿Aparece cuando tienes que hablar en público? ¿Te aterra estar en espacios grandes o rodeado de gente? ¿O por el contrario se te dispara en espacios reducidos como un ascensor? ¿Tal vez en el trabajo, cuando tienes que defender un proyecto o cuando asumes demasiada responsabilidad? ¿O sin ningún motivo que puedas identificar?

Dependiendo de cuál sea la situación que provoca tu ansiedad habrá que aplicar soluciones distintas, pero de forma generalizada siempre hay varias que funcionan muy bien:

Identificar los síntomas y sostenerlos.

Centrarte en lo positivo.

Realizar una respiración paradójica (inspiraciones más cortas que las expiraciones).

Practicar relajación y meditación.

Apuntarte a algún taller para aumentar tu autoestima.

 

Si  a pesar de estos consejos sigues teniendo dificultad para superar tu ansiedad acepta que necesitas ayuda.

Puedes ponerte en contacto conmigo y pedir una cita en el teléfono 616 539 274.

 

 

 

 

Detente, respira y fluye

Lo más hermoso que he descubierto hasta ahora es sentir que la vida soy yo, no es algo que está fuera de mí sino dentro, y cuando algo me toca, me conmueve, ya nada es igual, ha ocurrido un hecho mágico que me permite abrirme a la potencialidad que soy.

He tardado mucho tiempo en darme cuenta de que nada me es ajeno, de que estoy conectada al universo, a sus ritmos, a sus ciclos, a lo que voy creando a diario en mi vida, en mi cuerpo, en mis relaciones. Soy responsable de todo lo que creo, y tengo, por tanto, poder para crear o destruir, para elegir lo bueno o lo malo, poder para decidir cuidarme o hacerme daño.

¿Quieres seguir leyendo Fluir con la vida? Descárgalo en Casa del libro:

http://www.casadellibro.com/ebook-fluir-con-la-vida-como-gestionar-tus-emociones-ebook/9788483265345/3009865

 

Celebrando la vida

Sentía caer despacio una gota tras otra, el hielo se transformaba en agua, hasta que estrepitosamente cayó en el suelo la armadura. El sonido sordo del metal fundido se alejaba, mientras se iba acercando el jolgorio de la vida: Oía canto de pájaros, voces de niños, sus risas y carreras, el aire que silbaba en mis ventanas, y la cadencia rítmica de mi reloj interno anunciando el despertar del sueño, el regreso del tiempo: ¡El presente es eterno!

Veía el cielo luminoso, con un azul intenso, salpicado de blancas nubes juguetonas que dibujaban mil diferentes formas: un elefante, un rayo, una gaviota…

Bajé a la calle. Me deslizaba rozando el suelo tan solo con la punta de mis dedos, ligera, como si todo el peso de mi cuerpo se hubiese quedado dentro de esa armadura rota. Pero a la vez sentía la conexión profunda con la tierra, unas largas raíces me nutrían. Olía a azahar, los naranjos en flor tocaban con sus alas mi emoción. La calidez del sol desparramaba besos por mi piel; la primavera adornaba mi cuello con guirnaldas de flores; susurraban los árboles: el amor es posible; y mi sangre danzaba dando vueltas en círculo, emulando a la rueda del destino. Mi alegría saltaba igual que un arlequín, del corazón al rostro, manos, ojos y boca, vientre, pies y cabeza, sexo, pecho y nariz, en un abrazo único, el abrazo del llanto con la risa, del alma con la vida.

 

Vivir sin estrés

El estrés afecta a muchas personas. Ello tiene que ver en gran medida con nuestro estilo de vida y nuestras exigencias. Sus síntomas son muy variados, los más frecuentes: aceleración, irritabilidad, ansiedad, a veces insomnio, pero sobre todo nos provoca malestar, y en algunas ocasiones puede llegar a afectar nuestra salud de forma seria. A veces ni siquiera nos damos cuenta de que estamos estresados hasta que los síntomas son ya demasiado evidentes. Pero es posible vivir sin estrés, con calma y serenidad. Vivir relajados es un verdadero placer.

Para eliminar el estrés de nuestra vida es importante conocer qué lo está provocando, aunque también se pueden practicar algunas técnicas que nos ayudarán a  mantenerlo a raya, entre ellas la relajación y la meditación.

openphotonet_12